lunes, 9 de enero de 2012

Pónte bonita, deja ese llanto!


Irreparablemente feliz.

Si, así como lo lee, es la única forma que tengo para describir mis últimas semanas y meses del 2011. Y hoy en 2012, sigo riendo a color sandía.

La última semana del 2011 atravesé ese infernal y doloroso peaje de angostura, con dirección sur. Lo hice alegre, sin peso, golpe, ni vacío. Con sensación de quietud y paz que solamente Dios me ha regalado, a través del cariño de muchísimas personas a lo largo de todo el territorio nacional e internacional.

Terminando etapas académicas, comenzando otras con mucha fe, doy gracias a Dios por este nuevo año ¡Challtumay Gnechen!
Y gracias a mis amigos por los panoramas, su tiempo, sus conversas, sus canciones como ésta que me llegó desde el Chile insular:

http://www.youtube.com/watch?v=FYSgB9-Dz70


Mij@ si ud está apenado sobre todo por el love, póngase bonit@, seque ese llanto. No se me achicopale pueee :) Como dijo el sabio Drexler: "Nada es más simple, no hay otra norma, nada se pierde, todo se transforma"

1 comentarios:

Jaime Peña Álvarez dijo...

:) Ánimo Wely :) Se viene mejorrr :)

Abrazos, y un besito de la Emy <3